¡Nuestro Tánatos!

Estándar

¡Nuestro Tánatos¡

Plúmbeo mar,

con olas de estaño te cubres

y tu mortandad nos descubres.

Gélido mar

sin alegres azules,

sin luces ni sonrisas,

sin veleros ni rumbos,

sin gaviotas ni peces,

sin estrellas ni corales,

sin piedad, corazón y ternura,

sin blanca espuma.

Cómplice mar

que no ríes,

entre tus grises dientes

viles cuchillos portas

con brillos de muerte.

Detestable mar,

Mar Nuestro,

voluntario homicida,

implacable verdugo

que remata

lo que la insolidaria

Europa, mata.

La Ilustrada Europa que no asila

y los Derechos del Hombre, liquida.

Tétrico mar,

Nuestro Mar Muerto,

¡nuestros Tánatos!,

con tus grises olas colmadas de muertos

en nuestra culpable arena,

próspera tierra de Hipnos,

tus mortales aguas depositas

de almas desilusionadas rebosantes,

de almas suplicantes,

de almas que ahora lloran

en nuestra sangrienta arena,

por nuestra ineludible condena.

11-08-2016

 (Poema del poemario SINGLADURAS. NOV 2016)

¡Nuestro Tánatos!(c) Antonio Portillo Casado

CEDRO