Rayos de Sol en rayos de Luna

Áureos cabellos

en la espuma

de mi mar de plata.

Espadas surcan los rayos de oro.

Bosteza el Sol en el claro azul

de los incendiados días.

El anaranjado disco

el vuelo levanta

tras la argéntea ola.

El cielo enmarcado

muestra la pintura

real y estalla la gota de agua

en el desierto de la sorpresa.

Rayos de Sol en rayos de Luna,

en mi noble cumbre,

pintó la noche moruna.

El vigor se vistió de misterio.

El día fue noche clandestina.

La lucha, ternura.

Sonríe feliz la diosa de la noche,

con sus finas manos de algodón

alborota complaciente mi pelo albo.

La claridad de su luz

me embriaga de amor.

Sus ojos de lapislázuli

colorean mis pupilas.

Sus labios templados

besan mis sienes y cual gotitas

de agua, se deslizan

al manantial donde manan los te quiero.

Los vientos del corazón

lían nuestras hebras nacaradas

en la esencia de la noche,

donde las ninfas entonan

canciones en los velos del alma.

 

RAYOS DE SOL EN RAYOS DE LUNA(c) Antonio Portillo Casado

(Del poemario Vientos del Verso):

https://www.esstudioediciones.com/libros/69/vientos-del-verso.html

Bella Dulcinea

Escucha a ese necesitado

corazón enamorado

que musita, desde su abismo,

tu dulce nombre, entre los musicales

ecos que las bellas ninfas entonan.

Continue reading “Bella Dulcinea”

CON EL BESO EN ESPIRAL QUE ENAMORA (Premio de Poesía “Torreón” de las Gabias, Granada)

CON EL BESO EN ESPIRAL QUE ENAMORA.

 

Ábreme la puerta, divina aurora,

de tu corazón aterciopelado,

pues desea el mío desesperado,

tus carnosos labios besar ahora,

 

con el beso en espiral que enamora,

y acelera el latido apasionado

de tu cielo que suspira entornado,

rociarme con caricias en esta hora.

 

Llama alada  de variados fulgores,

en el campo pleno de primavera,

te donan su aroma todas las flores,

 

mientras las aves trovan sus canciones,

en la glauca orilla de la rivera

donde se bañan nuestras emociones.

 

CON EL BESO EN ESPIRAL QUE ENAMORA(c) Antonio Portillo Casado

(del poemario VIENTOS DEL VERSO)

CEDRO

 

Triste

TRISTE

Aún no llueve,

el rosal sangra triste.

Y nadie llora.

 

TRISTE(c) Antonio Portillo Casado

CEDRO

El abanico

EL ABANICO

(soneto rebelde)

Ligeras, suaves y cálidas plumas

de las bellas aves del edén mítico,

ingrávidas y de un color magnífico.

Haz de rayos de luna que perfumas

su linda faz divina, no presumas,

porque tu delicado tul artístico,

roza su noble corazón romántico

en tu tenue aleteo, pues las brumas

de mi amor vuelan para enamorarla,

y nuestras almas la eternidad mece.

Desean tus adornos hechizarla,

libre ella, de mis besos se abastece,

donde las mariposas al mirarla

juegan y la primavera florece.

El Abanico(c) Antonio Portillo Casado

CEDRO

Un embrujo de luna.

​Un  embrujo  de  luna.

(A Pilar)

Olas  de  noche  profunda,

sus  cabellos.

Dulce  miel  de  la mañana,

sus  ojos.

Delicada  seda de Oriente,

su piel.

Frescos  pétalos  de  rosa,

sus  labios.

Tierna  yedra  primaveral,

sus  manos.

Armonía  natural,

su cuerpo.

Encantador perfume,

su fragancia.

Toda  ella,  un  embrujo  de  luna.

Mi estrella, mi reina,

¡como  tú, ninguna!

 

Un embrujo de luna(c) Antonio Portillo Casado

(De mi poemario Singladuras 1ª ed. nov. 2016 – 2ª ed. mayo 2017))

CEDRO

Ferviente marinero

FERVIENTE MARINERO

Que tú volvieras, esperaba.

Esperaba sentado sólo en la orilla del mar.

Sacudía mi cabello el oleaje y el aire.

Como fieras, las olas venían y la inmensa mar me llamaba.

En lo bello las olas me sumergían.

Se desnudaban lentamente las blancas olas

y al contactar conmigo sonreían.

Toda mi mente se despejaba al acariciarme ellas todo mi cuerpo.

Se entrelazaban y extasiaban mis sentidos.

Cuando me enamoré de las olas y me hicieron olvidarte,

me hice un ferviente marinero

para, por siempre, estar en la libre mar.

 

FERVIENTE MARINERO(c) Antonio Portillo Casado

(Poema del Poemario “Amanece copo a copo a copo”)

CEDRO