Herrumbre

                                                                                                               A Jorge Luis Borges

 

Hierro, te crees eterno.
Ella hace que sudes sangre
y causa tu decadencia
al ser amiga del soplo
y esperanza de la tribu.
Ella agota, purifica.
Luz bermeja del incendio
que limpia todo tu ser.

 

HERRUMBRE(c) Antonio Portillo Casado

(Del poemario Luz Donde La Herrumbre)

 

 

 

Hojas en la chistera

Escucha hoy al viento, lleva colores zurcidos

en el chaqué, hojas en la chistera.

Pasea por El Retiro, por las calles de Madrid.

Empuja al caminante perezoso, decide

desviarlo de las armas de destrucción más iva. Seguir leyendo “Hojas en la chistera”

CHAPAS DE CERVEZA

CHAPAS DE CERVEZA
Braman su mudez los espantapájaros de la calle.
Un único gorrión —antes paloma sacra— comparte
con ellos las migajas de la miseria.
Como caracoles abatidos, calientan portales.
Y la cuerda floja de baldosas, la comparten
con el humo de hielo que exhalan las águilas. Seguir leyendo “CHAPAS DE CERVEZA”

FANTASMAS

Surge una música extraña.

La oscuridad ilumina voces,

y lancea la razón. Seguir leyendo “FANTASMAS”

Quiero ser semilla

Eres una de las hojas verdes
en un árbol plácido.
Respiras sueños azules.
Subsistes cerca del río,
que pliega algas suavemente
y en las orillas hace burbujas.
Eres alma lobulada
con un sentimiento
que esparce la brisa
en el bosque circundante.
Verde estrella en la mano que te sustenta.
En unos días la moda te vestirá de ocres
para tu final.
El abismo aguarda
y mientras te aproximas a su dominio,
te preguntas:
¿Por qué fui hoja y no semilla?

 

QUIERO SER SEMILLA(c) Antonio Portillo Casado

(Del poemario Vientos del Verso)

El viento y el campo

El viento racheado,

una estampida de ánimas arrastra;

empuja los cipreses

que flamean suplicando al azul.

Iza olas en el barro

que descoyuntan alambradas.

Derrota banderas ególatras.

Rompe cristales plácidos,

resquebraja edificios corroyendo sus espadas.

Mas en el campo soberano,

se aquieta el viento.

Modera su ímpetu,

se vuelve brisa.

 

El viento y el campo(c) Antonio Portillo Casado

¿Quién, ahora, es testigo de tu alma?

                                                         (A Miguel Hernández)

I

Me gobernaban rebeldías

cuando te cruzaste en mi luz.

Frente a mis ojos un colibrí apareció

incógnito.

Le mostré mis manos desnudas.

Miraba el colibrí.

Seguir leyendo “¿Quién, ahora, es testigo de tu alma?”