Leo tus nocturnos versos.

Estándar

LEO TUS NOCTURNOS VERSOS.

Blanca oliva

de todas mis noches.

Sol de plata,

sultana moruna,

estrella maquillada

por la arena de las dunas.

Esplendorosa laguna de diamantes

en el celeste infinito.

Reina enamorada del mundo,

dueña de todas las almas.

¡Oh blanca pluma poeta

de vuelo comedido y elegante!,

leo tus nocturnos versos,

intensos y apasionados como el mar;

misteriosos como la sima azul;

divinos como la montaña que despierta;

ciertos como el bosque pensativo;

mágicos como el perfume de la oscuridad;

enamorados como las miradas de dos rojas rosas.

Tus versos leo,

alborada nocturna,

alborozo de mi interior,

mariposa ondulante.

Son tus versos, los que mi libro encarnado

declamó entre las aguas de los vientos del Sur.

¡Oh diva de plata!,

dorada por el día;

y en la noche, de novia,

con velo de encaje caminas conmigo

hacia el dulce remanso celeste.

LEO TUS NOCTURNOS VERSOS(c) Antonio Portillo Casado

CEDRO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s