Ferviente marinero

FERVIENTE MARINERO

Que tú volvieras, esperaba.

Esperaba sentado sólo en la orilla del mar.

Sacudía mi cabello el oleaje y el aire.

Como fieras, las olas venían y la inmensa mar me llamaba.

En lo bello las olas me sumergían.

Se desnudaban lentamente las blancas olas

y al contactar conmigo sonreían.

Toda mi mente se despejaba al acariciarme ellas todo mi cuerpo.

Se entrelazaban y extasiaban mis sentidos.

Cuando me enamoré de las olas y me hicieron olvidarte,

me hice un ferviente marinero

para, por siempre, estar en la libre mar.

 

FERVIENTE MARINERO(c) Antonio Portillo Casado

(Poema del Poemario “Amanece copo a copo a copo”)

CEDRO

Mis lágrimas

MIS LÁGRIMAS

 

Llorando va el marinero,

llorando en el mar.

Yo le pregunto:

«¿qué hace un marinero

llorando en la alegre mar?»

Él me responde angustiado:

«¿qué son las aguas del mar

sino lágrimas de enamorados

que distantes están?»

Ello me hizo pensar

en los llantos que por ti derramé.

Mis llantos, mis lágrimas,

que hicieron del mar lo que es.

                                                                                                          (Poema del poemario Singladuras)

MIS LÁGRIMAS(c) Antonio Portillo Casado

CEDRO