¡Maldice a la vida!

(A Francisco de Quevedo)

 

Deja de vilipendiar a la muerte,

hace su trabajo con gran oficio,

no descansa y no saca beneficio

al abrir la puerta para acogerte.

 

Aunque en un rincón quisiera esconderte,

la Inexistencia no le deja un quicio

para dar a tu ser un armisticio

que no sea hacia el mundo de lo inerte.

 

Toma ella lo que la luz abandona,

mocedad y vejez, plata e indigencia,

y veloz a la nada se lo dona.

 

¡Maldice a la Vida!, que en su insolencia,

desecha el tesoro que te emociona,

juventud o serena inteligencia.

 

¡MALDICE A LA VIDA!(c) Antonio Portillo Casado

(Del poemario LUZ DONDE LA HERRUMBRE)

 

 

4 comentarios sobre “¡Maldice a la vida!

  1. Una realidad hecha poesía. Reniega y acepta. Señala a la muerte como la inevitable igualdad en lo inerte.
    Preciosa manera poética . Gracias por ello.
    Saludos, desde la ANLMI en Forida.

    Me gusta

  2. Gracias a Quevedo y a Antonio, por recordar que cada palabra tiene su propósito, ni más ni menos, ni una más ni menos, solamente esa palabra.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s