¡Maldice a la vida!

(A Francisco de Quevedo)

 

Deja de vilipendiar a la muerte,

hace su trabajo con gran oficio,

no descansa y no saca beneficio

al abrir la puerta para acogerte.

 

Aunque en un rincón quisiera esconderte,

la Inexistencia no le deja un quicio

para dar a tu ser un armisticio

que no sea hacia el mundo de lo inerte.

 

Toma ella lo que la luz abandona,

mocedad y vejez, plata e indigencia,

y veloz a la nada se lo dona.

 

¡Maldice a la Vida!, que en su insolencia,

desecha el tesoro que te emociona,

juventud o serena inteligencia.

 

¡MALDICE A LA VIDA!(c) Antonio Portillo Casado

(Del poemario LUZ DONDE LA HERRUMBRE)

 

 

4 comentarios sobre “¡Maldice a la vida!

  1. Una realidad hecha poesía. Reniega y acepta. Señala a la muerte como la inevitable igualdad en lo inerte.
    Preciosa manera poética . Gracias por ello.
    Saludos, desde la ANLMI en Forida.

    Me gusta

  2. Gracias a Quevedo y a Antonio, por recordar que cada palabra tiene su propósito, ni más ni menos, ni una más ni menos, solamente esa palabra.

    Me gusta

Responder a Maria Blazquez Gozalez Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s